La señalización digital en el lugar de trabajo seguirá prosperando después de la pandemia. Este es el por qué.

By David Haynes
Sixteen:Nine
Editor Fundador

Antes de la pandemia, el lugar de trabajo estaba entre los mercados verticales más populares en cuanto a soluciones de Señalización Digital y, a pesar de todo lo que se ha hablado sobre un posible cambio al esquema home office, el lugar de trabajo volverá a ser un mercado vertical vigente cuando el COVID-19 quedé atrás y lo miremos colectivamente a través de un espejo retrovisor.

Las oficinas podrán reconfigurar y reducir sus dimensiones ante la adopción de acuerdos laborales mucho más flexibles (menos horas en oficina, alternancia con el home office, entre otros cambios). Pero la mayoría de las organizaciones todavía tendrán oficinas y quizás, más que nunca, necesitarán tecnología de señalización digital para comunicar lo que serán muchos cambios en la manera cómo funcionan las cosas y cómo se hacen ahora.

señalización digital en el lugar de trabajo | AVIXA

En los últimos años, las variantes de señalización digital para salas de reuniones fueron adoptadas rápidamente en los entornos de trabajo porque las pantallas del tamaño de una tableta colocadas en las puertas de dichas salas terminaron con el caos y conflictos sobre quién tenía una sala reservada, cuándo y por qué.

He hablado con numerosas empresas de software de señalización digital que codifican integraciones de datos con sistemas de reserva de salas y calendario, y que agregaron soporte para salas de reuniones. Todas confirmaron que una pequeña negociación inicial de señalización para salas de reunión condujo gradualmente a un mayor trabajo de señalización digital con esos clientes. La razón es simple, dichos usuarios finales vieron la diferencia que lo digital hacía con la administración de las salas y comenzaron a pensar en otras formas en que las pantallas digitales pudieran comunicar información de manera más efectiva y orientar algunas operaciones.

Piensa en lo que sucederá cuando las oficinas comiencen a repoblarse y la gente regrese, tal vez después de un año de ausencia, para encontrar espacios modificados y nuevas disposiciones en el uso de mobiliario, como reserva de escritorios (desk hoteling) o escritorios compartidos (hot desk). En lugar de la oficina, cubículo o estación de trabajo que ya tenían asignada, es posible que ahora requieran hacer una reserva para usar una estación de trabajo por día y luego encontrar ese escritorio a través de un mapa localizador digital.

Imagina que se impondrán muchas reglas y nuevos procesos para todo, desde la seguridad sanitaria hasta los procedimientos para acceso de visitantes, y todo ello tendrá que comunicarse y reforzarse día tras día. La información a través de pantallas hará un trabajo mucho más efectivo y omnipresente que una campaña corporativa de correos electrónicos.

En la mayoría de los casos, al ser un observador de toda esta actividad de señalización digital en el lugar de trabajo, me ha intrigado la cantidad de atención que se pone en los ambientes de oficina y lo poco que, en términos relativos, se pone en los entornos industriales y de atención médica.

Los denominados ambientes de oficina de "cuello blanco" son algo contenidos y predecibles, y relativamente fáciles de cubrir a través de varios medios. En ellos, las personas están condicionadas a relacionarse y en espacios relativamente cercanos, por lo que "la palabra" puede circular de manera bastante eficiente.

En los entornos de manufactura, procesamiento de alimentos, logística y otras industrias, suceden muchas cosas de manera simultánea, los riesgos de seguridad tienden a ser mucho más elevados y sus edificios suelen ocupar enormes áreas. Casi nadie se sienta en un escritorio o usa una computadora de la empresa, a menos que esa computadora se encargue de la operación de una maquinaria o monitoree un sistema. En muchos escenarios, como la producción y envasado de alimentos, es posible que una cantidad significativa del personal no domine por completo el idioma, ya sea por un bajo nivel de escolaridad o por su condición de migrante.

Si una empresa tiene pantallas de señalización digital en áreas comunes y puntos de decisión, tendrá un conjunto de herramientas para llegar a esas personas, repetidamente, en los momentos adecuados y en varios idiomas.

Las pantallas también tienen un mejor desempeño al guiar los procesos de trabajo. Hace unos años, hice un proyecto de consultoría para un fabricante de automóviles y durante un recorrido por la planta observé que en cada sector tenían pizarras de corcho llenas de impresiones en papel con hojas de cálculo y gráficos. Los miembros de cada equipo de trabajo tenían que inclinarse y entrecerrar los ojos para ver la información, y lo peor de todo es que esa información contenía datos desactualizados, pues eran tan antiguos como el momento en que alguien hizo clic en el botón de “Imprimir” en su computadora.

Este era un caso increíblemente obvio para implementar el uso de una pantalla interactiva que pudiera desplegar cualquier información necesaria a pantalla completa, alimentada con datos en tiempo real, no con el estado de las cosas a las 8:15 de esa mañana.

Por lo tanto, hay muchas oportunidades sin explotar para las soluciones de señalización digital en entornos industriales y, tanto o más, en entornos de atención médica.

Durante más de 20 años, las empresas de señalización digital se han enfocado a las clínicas médicas con soluciones de pantallas para las salas de espera con el objetivo distraer a las personas mientras llega su turno, al mismo tiempo que se olvidan un poco de sus preocupaciones, pero esa aplicación es tan solo el uso más obvio de las pantallas en entornos médicos.

Para pacientes y visitantes, existe la necesidad de obtener información actualizada y específica en el momento en que ingresan a un hospital o un edificio de consultorios, y la oportunidad de mejorar esa experiencia se logra a través de las comunicaciones adecuadas. Eso puede significar mapas de ubicación y herramientas de orientación para grandes instalaciones médicas, como las de universidades o instituciones públicas. Los directorios de servicios pueden estar disponibles en varios idiomas, lo que será muy útil en ciudades con grandes poblaciones de migrantes, en zonas fronterizas o grandes centros turísticos.

He visto hospitales que usan videowalls y otras pantallas con imágenes específicas que generan calma, consuelo y esperanza, y que muestran, por ejemplo, a pacientes en franca recuperación, que fueron dados de alta o que han salido adelante.

Pero la verdadera oportunidad para la señalización digital en el sector del cuidado de la salud, que en su mayoría no ha sido explotado, es considerarlo como lugar de trabajo. Las grandes instalaciones sanitarias son también grandes oficinas, con áreas de trabajo y áreas de descanso, zonas de operaciones, andenes de carga, cafeterías y tiendas minoristas. En estos lugares suceden muchas cosas a la vez y hay mucho por comunicar, y en el caso de la atención a un paciente activo, la necesidad de la comunicación es instantánea y precisa.

En las estaciones de enfermería de muchos hospitales todavía usan pizarras, con marcadores de borrado en seco, para marcar el estado y las asignaciones, incluso cuando los registros de atención del paciente se ingresan en sistemas de software. La mayoría de las habitaciones de los pacientes todavía tienen información manual en la entrada, cuando las tabletas o pequeñas pantallas planas pudieran contener toda la información necesaria y en tiempo real sobre los pacientes en dichas habitaciones.

En el cuidado de la salud también se utilizan muchas salas de reuniones, lo que significa un amplio uso potencial para pantallas premium. Las salas de reuniones de oficinas convencionales, los restaurantes y el comercio minorista realmente no tienen la necesidad ni se beneficiarán de futuras tecnologías como las pantallas planas en 8K. Es más resolución de la que necesitan. Pero en situaciones como la atención médica, el trabajo con imágenes médicas se puede mostrar en toda su profundidad y complejidad, con todos esos píxeles.

Mi argumento central es que los ecosistemas de señalización digital y AV profesional han visto, desde hace algún tiempo, una oportunidad comercial en los lugares de trabajo. Pero esa oportunidad es mucho más amplia si se explora más allá de las cuatro paredes de las oficinas convencionales.

TOPICS IN THIS ARTICLE


share

David Haynes
Sixteen:Nine, Editor Fundador

Dave es más conocido en la industria como el editor y redactor principal de Sixteen:Nine, una publicación comercial en línea que ha cubierto el negocio de la señalización digital y las comunicaciones visuales desde 2006.

16: 9 tiene una audiencia global y genera miles de páginas vistas diariamente.

Hay más de 7 mil notas publicadas en 16: 9 y el recuento crece casi a diario.