Si ha presenciado cómo la última generación de niños pequeños de “naturaleza digital innata” intenta pasar las páginas de una revista impresa o pulsar continuamente sobre presentaciones de video que no responden, entonces sabrá por qué la interacción pronto se convertirá en un requisito para prácticamente todo el diseño de experiencias.

Bravo Media

Luego tenga en cuenta esa curiosidad juvenil cuando considere qué debe manifestar esa interacción y de qué forma debe hacerlo. Olvídese de los menús y las listas de opciones, incluso de las fotografías. Convirtamos la interacción en una fiesta sorpresa para sus sentidos.

“La interacción se está tornando más accesible de nuevas maneras”, observó David Title, director de Contratación en Bravo Media. “Estamos más allá del ‘marketing basado en la experiencia’. A medida que observamos la evolución de cada vez más experiencias de tiendas efímeras, de activaciones de marca y, en general, del marketing fuera del hogar, las personas buscan un espectáculo que trascienda lo visual. Ahora existe un deseo real por la interacción auténtica y la capacidad de generar contenido adicional a partir de esa experiencia”.

Es posible vivir esa experiencia simplemente si se recorre el estudio de Bravo Media en la ciudad de Nueva York. La puerta del ascensor se abre y una gama completa de representaciones de imágenes proyectadas, videos interactivos, 3D sin gafas y muchos otros proyectos de desarrollo visual sumamente confidenciales entra en acción ante sus ojos.

No obstante, no se desanimen aquellos que no tengan esa naturaleza digital innata: en realidad, Bravo Media fue fundada como una tienda de imprenta y correspondencia tradicional en 1997 por su presidente actual, Tim Donovan. El tipo representa uno de los mejores ejemplos de aquellos que “han modificado la esencia de su empresa” en el negocio, debido a que ahora el lugar produce imágenes envolventes para importantes redes televisivas, grandes marcas y el sistema de proyección digital que se utiliza cada noche en The Late Show con Stephen Colbert.

Bravo Media

Por lo tanto, después de haber observado el ciclo de lo estático a lo interactivo en todas sus permutaciones, ¿qué le recomiendan tener en cuenta Tim Donovan y David Title al diseñar para este nuevo nivel de medios? A continuación se describen tres puntos que se deben recordar:

La simplicidad atrae: “Se trata en mayor medida de recordar la diversión del ‘gran botón rojo’. Si a una persona se le proporciona un lugar donde pueda llevar a cabo una interacción física y eso genera una respuesta que resulta interesante, eso ya transciende el impacto de una simple visualización. No debe ser un proceso complicado”.

Afloje el paso y controle su latencia: “Cuando toca algo, la respuesta debe ser inmediata”, señaló Donovan. “Si pasa más de un segundo o dos para que algo suceda, la percepción es que la tecnología es muy obsoleta y no realmente buena. La prontitud de la respuesta es importante”.

Haga que valga la pena: “Muchas veces existe algo así como una carnada engañosa”, observó Title. “Es como decir ‘¡Venga y viva esta experiencia realmente increíble!’ Sin embargo, el resultado son mensajes de productos de marcas comerciales. El negocio no fue justo. Vine y jugué, y mi premio fue una decepción. Pero si realmente puede ayudar a alguien a crear algo grandioso y facilitar el intercambio de esa experiencia, y esto incluye un elemento de marca comercial, eso no significará un problema”.