mayo 4, 2020

Por Sergio Gaitán Serrano, CTS

Siempre he sido una persona que ve el vaso medio lleno. Será por eso que imagino un futuro cercano en el que los profesionales de la industria de las experiencias audiovisuales integradas nos comparten sus anécdotas sobre la forma en que sus negocios resistieron, e incluso algunos crecieron, ante la crisis mundial causada por esta pandemia. Los más previsores hablarán sobre las decisiones que tomaron a tiempo, unos cuantos explicarán la forma en que aprovecharon una oportunidad única y la mayoría, confío en que así sea, nos contarán de las estrategias disruptivas que les permitieron desarrollar nuevos servicios y productos, o generar negocios en mercados no convencionales.

En esta ocasión propongo que, con este artículo sobre las Nuevas Realidades de nuestra industria, exploremos algunas ideas y pensemos fuera de la caja, de forma que alguna de estas sirva como chispa para encender el proceso creativo que te lleve a diseñar y ofrecer esos servicios y productos que ayuden a tu empresa a superar la situación actual.

Un cubículo para home office

De acuerdo con muchos expertos, el concepto del trabajo remoto será una de las herencias que nos dejará esta etapa de confinamiento obligatorio. Ciertamente algunas empresas mantendrán esta práctica y no es difícil pensar que, en un principio, muchas personas no se sentirán seguras de volver a una oficina concurrida.

Más allá de los retos de organización personal o de la necesidad urgente de contar con un confiable servicio de Internet, las primeras semanas del “home office en familia”, a más de uno nos ha hecho desear el contar con un ambiente silencioso, bien iluminado y sin distracciones que nos permita realizar nuestras tareas o participar activamente en una videoconferencia sin preocupación por el perro, niños, ruidos de la calle o vecinos.

Sin duda, pueden vislumbrarse oportunidades para que nuestra industria desarrolle soluciones para satisfacer la necesidad de áreas aisladas para el trabajo en casa. Tanto para quienes cuentan con los recursos, económicos y de disponibilidad de espacio, como para quienes buscan una opción temporal y accesible al mismo tiempo.

Para los primeros clientes es posible desarrollar pequeñas oficinas modulares instaladas fácilmente en patios, jardines o garajes, usando materiales ligeros, resistentes y prefabricados, con opciones de personalización en colores. Por supuesto, esta mini-oficina necesita las conexiones eléctricas y de AV necesarias, buena iluminación y ventilación adecuada. Algunas empresas como Pod-Space o Inwerk ofrecen soluciones similares bajo el concepto de pod-office, dirigidas a un mercado de alto poder adquisitivo, pero que pueden servir para tener una idea más clara de esta posibilidad.

Para aquellos que no disponen de espacio suficiente en casa, incluso para quienes ya han tenido que invertir en la compra de algún escritorio pequeño que ahora ocupa algún lugar más o menos libre, imaginemos el diseño de un cubículo semi-fijo que se adapte fácilmente a diferentes espacios dentro del hogar. Imagina un híbrido que combine la versátil separación de ambientes que ofrece un biombo, con la privacidad que brindan las modernas cabinas telefónicas que vemos en algunas oficinas.  

Este posible home office booth, podría estar fabricado en un material ligero con posibilidad de cierto aislamiento y absorción acústica, en un color que permita aprovechar las condiciones de luz y que favorezca el ambiente para las videoconferencias. Obviamente, necesita ranuras y pasacables suficientes para facilitar la conexión de equipos.  

Este tipo de productos, en conjunto con paquetes de accesorios para la colaboración, como un segundo monitor de video, cámara web, headsets con micrófono, lámpara LED, entre otros, pudiera ofrecerse a los interesados en adquirirlo de forma individual, sin embargo, ¿qué hay de lo atractivo de homologar herramientas de colaboración-comunicación para una empresa que necesita mantener su operación? ¿Quién pudiera necesitar las herramientas? ¿Quien necesita seguir proyectando seriedad y consistencia al comunicarse con sus clientes? Hoy todos ofrecen plataformas de colaboración, pero, ¿quién tiene conversaciones con sus clientes donde se hable de homologar la iluminación, encuadre en videollamadas, calidad de sonido, que hoy más que nunca, forman parte de la imagen corporativa “extendida” del negocio o del “journey” del cliente? Algunas ideas: servicios de lujo, médicos, asesores fiscales o legales, firmas de contabilidad, escuelas de posgrado o especializadas, y un largo etcétera.

Estudios de TV en casa

Durante estas semanas hemos visto las diferentes maneras en que los programas de televisión han tenido que adaptar sus producciones a las medidas de distanciamiento social. Cada vez menos conductores transmiten desde los estudios de las televisoras ya que la gran mayoría de presentadores, corresponsales, colaboradores e invitados se enlazan desde sus hogares a través de servicios de videoconferencia. Y al igual que el home office, se espera que estas condiciones se mantengan por un tiempo indefinido.

Si bien, esto abre ciertas oportunidades para la venta o alquiler de equipo portátil de nivel broadcast para las televisoras, considero que hay un amplio mercado por explorar en el mundo de los conferencistas, prestadores de servicios profesionales, comerciantes minoristas, ministros religiosos y todos aquellos que estaban acostumbrados a tener una comunicación directa, presencial o cara a cara con su audiencia y consumidores.

Los conferencistas pueden esperar que los eventos híbridos se conviertan en la norma durante los próximos meses, con una cantidad de público en vivo reducida o limitada, pero con la posibilidad de llegar a audiencias mayores a través de una conexión remota. Así que, quienes dicten conferencias como su forma de vida o las usen como medio para promover cursos, libros o servicios individuales (coaches de vida, asesores de negocio, gurús del fitness, entre otros) también están adaptando sus presentaciones al mundo digital y creo que deben pensar en hacerlo con la mejor calidad posible.

Es el mismo caso de una psicóloga o un nutriólogo que ofrece talleres grupales y consultas privadas; situación muy similar a la de un comerciante o un chef que requiere demostrar y hablar de sus productos para generar ventas. En otro ámbito, pero con desafíos de comunicación similares, las organizaciones religiosas tendrán que celebrar sus ceremonias bajo el esquema de eventos híbridos y buscar nuevas formas para mantener unidas a sus comunidades locales.   

Para solucionar estas necesidades, es particularmente importante definir una estrategia comercial con diferentes opciones de servicio. Para las conferencias remotas puedes ofrecer paquetes que incluyan la renta de equipo de video, audio e iluminación, personal de operación, servicios de conectividad y plataformas de conferencia; hasta el diseño y producción de contenidos audiovisuales complementarios. Mientras que, para los eventos híbridos, deberás agregar los servicios básicos de un seminario en vivo, pero en una escala menor e incorporando todas las medidas de cuidado sanitario dictadas por las autoridades y expertos en la materia.

Experiencias de Compra 100% Individuales

En algún momento las tiendas y centros comerciales volverán a abrir sus puertas, y las personas regresarán para buscar productos y consumir servicios. Sin embargo, es muy probable que en los primeros meses exista una cantidad importante de restricciones que limiten el número de visitantes o el tipo de interacción de las marcas con el público. Podemos esperar la prohibición temporal de degustación de alimentos, uso de probadores de ropa o demostraciones que impliquen contacto interpersonal o uso frecuente de los propios productos.

Pero a pesar de estas posibles limitaciones, las tiendas, distribuidores y fabricantes buscarán recuperar las ventas que se perdieron durante el confinamiento, por lo que estarán abiertos a escuchar soluciones que les permitan captar la atención del consumidor, facilitar la experiencia de compra, demostrar de maneras diferentes los productos y generar un ticket de venta. Así que, si tienes algunas ideas poco convencionales o conceptos out of the box, es buen momento para escribirlas, llamar a los socios y/o colaboradores, diseñar una presentación y buscar entrevistas con posibles clientes del sector retail.

¿Qué soluciones conviene explorar?

  • Probadores virtuales o virtual mirrors para tiendas de ropa: es una tecnología con varios años en el mercado en la que se puede combinar la experiencia de compra en tienda con aplicaciones de señalización digital y distribución de contenidos vía redes sociales.
  • Realidad aumentada para aplicaciones de cuidado personal: similar a la tecnología de los espejos virtuales, el uso de realidad aumentada para pruebas de maquillajes o estilos de peinado ya ha sido implementada por desarrolladores de software y fabricantes de hardware.
  • Kioscos digitales con tecnología contactless: aunque al usar un kiosco digital, para comprar una hamburguesa o entradas para el cine, el contacto del usuario con la pantalla es prácticamente mínimo, al momento de hacer el pago con tarjeta o efectivo las posibilidades de contacto se multiplican (tarjeta y terminal, billetes y monedas, recibo impreso) y se requiere de ambas manos para completar la transacción. Te recomiendo revisar tecnologías de pagos contactless para incorporarla a sus soluciones de kioscos digitales.

Resumiendo, creo que tanto el integrador AV, el distribuidor o el fabricante, deben considerar que, de ahora en adelante, su labor se enfocará en aprovechar todo el conocimiento y experiencia para ayudar a sus clientes a resolver necesidades y tomar las mejores decisiones, por lo que será fundamental el asumir un verdadero rol de consultor.

Te invito a separar tiempo de la agenda (no por ahora, si no a partir de ahora) para usar la imaginación, hacer lluvias de ideas, explorarlas y mantener activo el proceso creativo de la empresa. En el tintero quedan aún muchas otras ideas revisaremos en próximas entregas. Finalmente cerramos este texto con la frase que como asociación hemos usado con mucha frecuencia durante el último año y medio: “Como industria podemos cambiar la manera en que las personas experimentan el mundo”, y si bien el panorama sigue nublado, no veo que suceda que el mundo se conforme con experiencias audiovisuales mediocres. ¡Hasta pronto!


Acerca de Sergio Gaitán Serrano, CTS

Sergio Gaitan | AVIXA

Sergio se desempeña como Manager Regional de AVIXA para México y el Norte de América Central. Cuenta con más de 18 años de experiencia en la industria AV y antes de incorporarse a AVIXA colaboró con diferentes empresas de integración y distribución de sistemas audiovisuales. Además, desde hace unos meses es orgulloso poseedor de una certificación CTS.  

sgaitan@avixa.org